¿COMO PREPARARNOS PARA LAS

PRÓXIMAS PEREGRINACIONES?

¿CÓMO PREPARARNOS BIEN PARA UNA PEREGRINACIÓN A MEDJUGORJE? 

La temporada de las peregrinaciones multitudinarias está en pleno auge desde Pascua y deseo brindarles algunas sugerencias para ayudarles a sacar el mayor provecho posible de su peregrinación, ¡porque debemos estar muy atentos para no desaprovechar la gracia que se nos da!.

Mis 25 años pasados en Medjugorje me han enseñado que lo esencial puede resumirse en dos puntos:
abrir el corazón y estar a la espera de lo inesperado. ¡Estas recomendaciones son válidas para toda peregrinación, no sólo para Medjugorje!

Jesús, María y José peregrinaban 3 veces por año para celebrar al Dios Viviente. Era un acontecimiento importante para el pueblo judío, además de un “mitzva” (mandamiento).

Debían caminar 170 km para llegar a Jerusalén desde Nazaret, abandonando sus costumbres, su trabajo, sus relaciones y aceptando ser desarraigados por algunos días. Nunca sabían de antemano lo que les depararía el camino, pero afrontaban con alegría la carencia de comodidad y el cansancio, los atraía la meta que los aguardaba: ir a orar al Templo, “ser vistos” por Dios y responder a su llamada. Cada peregrinación les permitía alcanzar una nueva cima de su vida espiritual.

¿QUÉ HACER ANTES DE INICIAR LA PEREGRINACIÓN?

-Manifiéstale a la Virgen tu gratitud por haber sido invitado y agradécele por anticipado todos los regalos que te aguardan. ¡Serán numerosos porque tú serás Su huésped!.

-Dedica algún tiempo a estudiar algunos mensajes, testimonios y el acontecimiento particular del santuario al que hayas elegido concurrir con el fin de prepararte espiritualmente.

-Toma la firme determinación de alegrarte por todo, no quejarte por nada y encarar positivamente cuanto te suceda. Esto permitirá atraer una inmensa cantidad de gracias sobre ti y sobre todos cuantos lleves en el corazón. ¿La cama te resulta menos confortable que la tuya en casa? Recuerda que en 1981 a los aldeanos ni se les ocurría soñar en que algún día ellos llegarían a dormir en una. ¿La comida es diferente? En aquella época escasamente tenían algo para comer y los hombres emigraban a Alemania para poder alimentar a sus familias. ¿La pensión no cuenta con aire acondicionado? Jesús nunca disfrutó de él en los tórridos veranos de Israel. ¿El guía es mediocre? ¿tu compañero de habitación tiene tal o cual defecto? ¡Perfecto! Intenta poner en práctica amar a la manera divina y dominar tus emociones. Pídele que te cuente sobre su infancia y acoge al niño que se esconde en su interior! Una peregrinación nos permite tomar distancia con respecto a nuestros mecanismos y nos ofrece tantas razones para dar gracias a Dios en lugar de ceder a la tentación de protestar. De esta forma una lluvia de gracias se derrama sobre nosotros. ¡La Virgen recoge todos estos pequeños sacrificios y nos obtiene a cambio grandes gracias!.

-Recuerda siempre que el verdadero propósito de tu peregrinación y lo que María desea ardientemente es que cambies el corazón y el rumbo de tu vida. Ella te ama con locura y desea tu conversión total. Prepárate para hacer una buena confesión. Esto será sin lugar a dudas, lo más importante de tu estancia en Medjugorje porque eliminará de tu vida aquello que impide que te abras a Dios.

-Sé sobrio en el momento de hacer tu equipaje. ¡Algunos peregrinos llegan a Medjugorje arrastrando grandes valijas y con el corazón no menos cargado! Una peregrinación nos da la ocasión de vivir un desapego y una cierta pobreza que son muy benéficos para el alma. El desapego posibilita que el alma se abra plenamente a la gracia. ¡Pensemos en la Sagrada Familia que iba a pie a Jerusalén! Se contentaban con poco y gozaban de una gran libertad interior.

-¡Abre tu corazón! María no se cansa de repetir este mensaje. Sé generoso con Dios, permítele cambiar lo que tenga que modificar en ti sin ponerle límites; porque la peregrinación es un tiempo privilegiado, una ocasión favorable para dejarlo actuar en tu alma. Pero siempre lo hará en forma proporcional a la apertura que, con toda libertad, tú le ofrezcas.

-Evita estar pendiente o a la búsqueda de maravillas. Quienes ocupan su tiempo en ello, yerran el camino. ¡Además corren el riesgo de decepcionarse porque en Medjugorje la mayoría de los milagros se producen en los corazones! Se arriesgan a perderse las gracias que la Virgen les tiene reservadas y a regresar por ende con el corazón vacío.

-Alégrate por el hecho de tener la ocasión de hacer nuevos amigos entre el grupo de peregrinos, nuevos hermanos y hermanas en el Señor! Los vínculos que el Señor crea en el curso de una peregrinación son frecuentemente muy importantes para el porvenir. De regreso en casa, tus nuevos amigos te ayudarán a vivir los mensajes y serán un nuevo sostén espiritual para ti. Muchos pequeños grupos de oración y de obras de caridad se han iniciado a partir de una peregrinación compartida. Muchos han encontrado allí su alma gemela, el compañero/a que la Virgen les tenía preparado y ha sido el inicio de su futura familia. ¡Suelen darse llamadas a la vida matrimonial así como también a la vida sacerdotal o consagrada!.

-Evita ir de compras. Resérvate día para realizar todas tus compras; de lo contrario andarás distraído y tu oración se resentirá. “Satanás quiere que los peregrinos estén distraídos” nos dice la Santísima Virgen. Esta clase de trampas son cada día más numerosas en los santuarios. “No se centren tanto en las fotos, no saquen fotos durante las misas ni en el curso de las adoraciones para no perder las gracias que Jesús y Yo misma queremos darles”, nos dice también la Virgen.

Esto es todo. Si vives estos simples consejos, le manifestarás a Dios tu corazón bien dispuesto y Él lo colmará más allá de tus expectativas.

Sor Emmanuelle.