SOBRE LA REINA DE LA PAZ

LUGARES Y COMUNIDADES QUE VISITAREMOS

Medjugorje

Apenas arribamos a Medjugorje, el Padre nos invita a hacer una oración frente a la Imagen de María donde cada uno abre su corazón. Es un verdadero encuentro con una Madre que tiene una mano extendida, invitándonos a seguirla y vivir sus mensajes y con su otra mano que tiene en el corazón, nos ruega que hagamos todo desde lo más profundo del corazón. Ella como Madre sabe que muchas veces dejamos oramos sin.

Iglesia Santiago Apóstol
La iglesia de Santiago Apóstol es hoy el centro de la vida sacramental y de oración no solo de los parroquianos sino también de los peregrinos. En el año 1969 se escucharon, por primera vez, los sonidos de las campanas de la Iglesia Santiago Apóstol, que llenaron
de gozo a todo el pueblo, ya que tuvieron que esperar muchos años para tener una Iglesia, dado que la anterior se había derrumbado en la década de 1930. Esta nueva iglesia era en su momento una Iglesia muy amplia para un pueblo tan pequeño.
Pero, en pocos años, la Iglesia quedó pequeña y se amplió con un altar exterior en 1989. Tiene una capacidad para cinco mil personas sentadas. Todos los días, se rezan los misterios gozosos y dolorosos como preparación a la Santa Misa. Por la noche los peregrinos y los parroquianos se unen para adorar a Jesús Sacramentado entre cantos y melodías que se elevan en plegarias hacia el cielo.

Cristo Resucitado
En el camino al cementerio se encuentra un Cristo de bronce con los brazos extendidos, que representa la Resurrección de Jesús. Se erigió ahí en el año 1998 en Pascua. De forma inexplicable brota agua incesantemente de una de sus rodillas.
Es un ambiente de silencio y recogimiento.
Conmovedor es ver a tantos peregrinos esperando su turno para tomar agua en los pañuelos. Muchas sanaciones se atribuyen al agua que sale de la rodilla.
Es un lugar elegido por los peregrinos para la oración personal, preferentemente a la noche o a la madrugada. Basta quedarte en silencio mirando a Jesús Resucitado, para que podamos comprender que Cristo venció a la muerte, y que cada uno de nosotros podemos si seguimos a Cristo y oramos, enfrentar nuestras pequeñas muertes cotidianas en la esperanza confiada y serena de la resurrección.
Son miles los peregrinos que a través de un encuentro fecundo con Cristo han cambiado el rumbo y sentido de sus vidas. Esta experiencia con el Dios que da la Vida los llevó como los primeros cristianos a anunciar el Reino. “Yo soy la Resurrección y la Vida, el que cree en mí, aunque muera, vivirá y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás” (Juan 11, 25).

Monte de las Apariciones – Podbro

En este monte, fue donde los niños vieron por primera vez a la Virgen.

Fue aquí donde la Virgen dijo “La paz debe reinar entre Dios y el hombre, y entre todos los hombres (26 de junio de 1981).

Cientos de peregrinos en diferentes horas del día, sin importar el clima, el cansancio, suben la colina de las apariciones, meditando cada uno de los misterios del rosario en los relieves que se encuentran a lo largo de todo el sendero. El camino es empinado y está cubierto de piedras afiladas.

Ahí en lo alto, se encuentra erguida la imagen de la Reina de la Paz. Al arribar a la cima, el encuentro con María desborda de alegría los corazones de los peregrinos. Es asombroso observar a tantas personas de diferentes lugares del mundo, compartir el mismo lenguaje “la oración del corazón”.

Tumba del Padre Slavko

En el cementerio justo detrás del Cristo Resucitado, se encuentra la tumba del Padre Slavko. Es muy común ver a muchos peregrinos orando aquí, ya que fue un sacerdote muy amado por su pueblo. Al comienzo de las apariciones él explicaba los mensajes de la Virgen. Sus libros como “Ora con el corazón”, las meditaciones para orar en el Kricevacz, etc., han recorrido el mundo.

Son incontables las gracias recibidas por los peregrinos que han orado frente a su tumba.

Kricevac – Monte de la Cruz

Esta cruz fue construida por el pueblo croata de la Parroquia de Saint James en el año 1933, para conmemorar los 1.900 años de la muerte de nuestro señor Jesucristo. En el inverso del brazo de la cruz se puede leer una inscripción “33-1933” y “en el frente “A Jesús Cristo redentor”.

Las reliquias que vinieron de Roma se encuentran en su interior.

Desde la fecha de su construcción cada año el pueblo celebra allí la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz. El Kricevac es el símbolo de la Fe de todo un pueblo que siempre permaneció fiel a Dios, a pesar de sufrir siglos de persecuciones.

Todos los días los peregrinos de diferentes partes del mundo escalan este sendero rocoso y empinado rezando y meditando el Vía Crucis, respondiendo al llamado de Jesús en su pasión a descubrir su Amor.

“Queridos hijos: También la Cruz formaba parte del plan de Dios cuando vosotros la construisteis. Especialmente en estos días, id al Monte Kricevac y orad al pie de la Cruz. Yo necesito de vuestras oraciones.

¡Gracias por haber respondido a mi llamada!”.

Comunidad Cenáculo

Esta comunidad nació en Italia en 1983 y se extendió por todo el mundo. Una de las casas se encuentra en Medjugorje.

Fue fundada por la Madre Elvira, una mujer de mucha oración, quien ayudó a los jóvenes víctimas de diferentes adicciones, a tener un encuentro profundo con el Dios de la Vida, lo que los llevó a dejar las dependencias de las cuales eran esclavos.

Estar unos segundos con Sor Elvira basta para saber que uno se encuentra ante una Verdadera Madre, una Madre que arriesga todo para dar vida a sus hijos.

Es una mujer que sabe “ver”, más que con sus propios ojos, con los ojos de Dios, una mujer que no queda contenta con lo mínimo de los jóvenes cuando reconoce sus dones y posibilidades, sino que incansablemente les ayuda a superarse.

Esta comunidad es visitada diariamente en Medjugorje por peregrinos de todo el mundo. Es imposible estar con ellos y no creer realmente en el poder de la oración. Todos los que escuchamos sus testimonios no podemos dejar de emocionarnos cuando nos comparten cómo a través de tanto dolor ellos pudieron renacer y agradecer a Dios por las maravillas que ha obrado en ellos.

Cuando nos dan su testimonio, es importante ver la valentía de reconocer y aceptar su adicción y esto nos interpela profundamente, ya que quizá muchos de nosotros tengamos adicciones que no nos permiten ser libres. Uno sale de ahí fortalecido y con la esperanza de que con Dios todo es posible.

San Leopoldo Mandic

Apóstol De La Confesión

Al lado de los confesionarios podemos ver la estatua de bronce realizada por Carmelo Puzzolo. San Leopoldo Mandic nació en el año 1866 en Montenegro y falleció en el año 1893. Sufrió varias discapacidades que le afectaron el habla y el crecimiento (1,35 m de altura).

Ejerció el ministerio de la confesión entregándose completamente durante horas sin reposo a reconciliar a los hombres con Dios, lo que le valió el título del Apóstol de la Confesión del siglo XX. Fue beatificado por Pablo VI y canonizado por Juan Pablo II en el año 1983. Los croatas suelen orar ante la estatua pidiéndole a San Leopoldo la intercesión para una buena confesión. Sus palabras estaban llenas de sabiduría, a continuación transcribimos algunas de sus frases más conocidas:

“Algunos dicen que soy demasiado bueno, pero si usted viene y se arrodilla delante de mí, ¿no es suficiente prueba de que usted implora el perdón de Dios? La misericordia de Dios sobrepasa todas las expectativas”.

Thijalina

La actual iglesia de Thijalina se encuentra a tan solo a 30Km de Medjugorje. Fue construida en los años 70, con el esfuerzo y oración de toda su comunidad.

En ese tiempo, el párroco, que en ese entonces era el Padre Jozo, había visitado Roma, donde descubrió y se enamoró de una imagen de la Virgen y quiso que ocupara un lugar importante dentro de su Parroquia. El costo aduanero fue tan alto que los aldeanos trabajaron arduamente para poder abonar lo que el gobierno solicitaba, lo que hizo que tuvieran que esperar a nuestra Madre un largo tiempo. Finalmente se entronizó y es la imagen que se difundió en el mundo como la Virgen de Medjugorje.

Mirar a los ojos a María es mirar y fundirse en el amor. Aquí resuenan fuertemente las palabras de Jesús “Hijo, ahí tienes a tu Madre” mientras tu corazón palpita de gozo. Por eso, dedícate a mirarla a los ojos y a orar cuando estés allí.
Muchos peregrinos encuentran a María como madre y, durante la misa, algunos grupos se consagran a Ella.

Surmanci – La divina Misericordia

A pocos minutos de Medjugorje se encuentra una Iglesia a orillas del rio Neretva, donde se
celebra la Fiesta de la Divina Misericordia, cada año. Este templo fue construido por los
lugareños, pero al llegar la guerra fue destruido. Los peregrinos que venían aquí a orar,
sintieron el llamado de colaborar lo que permitió que en el año 2002 se finalizara su
construcción.
Dentro de esta Capilla, se encuentra un cuadro de gran importancia para nuestra Fe y para la propagación de la Divina Misericordia por el mundo.
Frente a este cuadro, copia del original se produjo un milagro, el cual fue de gran importancia para la canonización de Sor Faustina ( un hombre con esclerosis múltiple se sano físicamente, pero también encontró a Dios, que es Amor, es Padre y Misericordia con quien estaba enojado).
Esta imagen estuvo un tiempo en Trento, hasta que el obispo de Split lo solicitara,
desconociendo lo sucedido. Cuando arriba a Medjugorje se traslada el cuadro a la capilla de esta localidad conocida como “Surmanci”. Poco tiempo después llegaron las reliquias de Sor Faustina y del Papa Juan Pablo II, donde luego de cada misa nos permiten venerarlas. Jesús Misericordioso, toca profundamente los corazones de los peregrinos en este Capilla, lugar de encuentro, de sanación y de reconciliación con Jesús Misericordioso.

Aldea de la Madre

A los diez años de iniciadas las apariciones en Medjugorje, se desata la guerra y muchos niños quedaron huérfanos, abandonados, heridos.
El Padre Slavko ante los flagelos de la guerra, siente la necesidad de fundar un lugar, que
recibirá el nombre “Aldea de la Madre” ya que es donde Maria Reina de la Paz, cobija y cuida a los niños, gracias a las personas del pueblo que dieron su “SI”. Desde que comenzara su construcción, los peregrinos que visitaban el lugar sintieron el llamado a colaborar hasta el día de hoy.
En este hogar hoy reina la alegría y la paz, fruto de la oración y el amor de la gran familia que se ha formado que lleva esta hermosa obra, donde además de cobijar a los niños se ayuda a los jóvenes en recuperación.
Gracias al Padre Slavko, a la gran familia que colabora y a los peregrinos que han ayudado, hoy cuando voy a la Aldea, veo una tierra nueva, veo un Hogar, donde las risas de los niños, sus miradas llenas de amor, me muestran que nada es imposible para Dios, si las personas llamadas por Dios dan su SI!
Solo basta caminar unos metros después de orar frente a su estatua y rodear las casas de las familias, para adentrarnos por un sendero rodeado de pinos y aves para ver la creación de Dios. A este bosquecito, se lo llamo el Jardín de San Francisco. Este último proyecto del padre estuvo inspirado en el mensaje “Vayan y observen como la naturaleza se despierta, esto los ayudara a abrir sus corazones al amor de Dios creador”- ( 25/04/93) Este jardín esta impregnado de paz y la celebración de la eucaristía en este bosquecito es todo un regalo de Dios, que nos infunde su amor y paz.

Patrick & Nancy Latta

Un solo mensaje, un último llamado y nada volvió a ser como antes. Patrick y Nancy son un matrimonio canadiense que desde hace unos años viven en Medjugorje, dando su testimonio de vida a todos los peregrinos que visitan esta aldea tan bendecida.
Patrick, un hombre de negocios, a partir de la lectura de “un solo mensaje de la Reina de la
Paz”, cambio su vida totalmente, se consagro a Maria Reina de la Paz y con el rosario en la
mano, comenzó la batalla de la salvación de su familia.
Es el testimonio de un hombre valiente, que no vacila al pararse frente a todos con el único propósito de compartirnos sus errores, para ayudarnos con nuestras propias familias, aunque para ello tuviera que revivir momentos de gran dolor, pero por amor a nosotros los matiza con sus toques de humor, de manera maravillosa.
Hemos tenido la gracia de compartir con ellos su testimonio de conversión en Medjugorje en muchas oportunidades. Cada vez es única, nos conmueve, nos llena de esperanza y uno inexorablemente se va de allí con el rosario en las manos, llevándose el tesoro más grande, la llave para sanar nuestros corazones y de nuestras familias.
Comencemos a orar con el corazón y como nos dice la Virgen en sus mensajes “veremos milagros en nuestras familias.”

Sor Emmanuel Maillard

Sor Emmanuel, es una hermana parisina que estudio teología y luego obtuvo la licenciatura en literatura e historia del arte en la Universidad de la Sorbone.
Luego de una fuerte experiencia de amor con Jesús, consagro su vida a Dios, ingresando en el año 1976 en la Comunidad de las Bienaventuranzas. Desde 1989 vive en Medjugorje, donde fundo una casa de la comunidad a pedido de su superior. Ella suele viajar por el mundo, llevando esperanza a los diferentes lugares en el curso de las misiones.
Dios le ha dado el don de la escritura y el don de la palabra de los que se vale con la pasión de quien sabe que ha encontrado a Cristo. Sus palabras nos ayudarán a sanar nuestros corazones profundamente heridos, pero sus libros nos servirán para continuar este caminar. Sus libros han tocado miles de corazones, llevándolos de regreso a Dios, al Amor verdadero, que todo lo transforma. Sus enseñanzas, son luz que iluminan nuestras vidas y nos llevan a caminar nuevos senderos, de paz y alegría.