MENSAJE DE LA GOSPA – JELENA

Jelena Vasilj
No es propiamente vidente, pero se comunica con la Virgen a traves de locuciones interiores. Hija de un agricultor, nacio en Medjugorje el 14 de mayo de 1972. Tiene cinco hermanos.
AsistiO a la escuela de enfermerIa. Ahora vive en Roma donde prosigue sus estudios de teología. Jelena ha relatado: “Un año y medio despuEs de que iniciaron las apariciones, estaba yo en la escuela cuando comence a percibir una voz interior, no una voz humana que se escucha con los oidos. Esta experiencia comenzo con un angel, despues el propio angel me presento a Maria.
A partir de entonces comence a oir mas frecuentemente la voz y cuando me percate de que era la Virgen quien me hablaba, me puse a rezar.” También ha dicho: “Yo veo a la Virgen con el corazon, interiormente, la veo toda vestida de blanco, aun cuando tengo los ojos cerrados.
En el corazon siento su voz. A veces no hay necesidad siquiera de esto, porque llego a reconocer con el pensamiento lo que ella dice
.

Oración por los enfermos de acuerdo al mensaje de la Virgen María

Durante la aparición del 22 de junio de 1985, Jelena Vasilj dice que la Virgen, en relación a esta oración por un enfermo, dijo: “Queridos hijos, esta es la oración más hermosa que ustedes pueden rezar por un enfermo”. Oh Dios mío, este enfermo que esta aquí delante de Ti, ha venido a pedirte lo que el desea y piensa que es lo mas importante para el.

Tu, oh Dios, haz que entren en su corazón estas palabras: “!Es mas importante la salud del alma!” Señor, ¡Hágase sobre el Tu Santa Voluntad en todo! Si Tu quieres que sane, que se le de la salud. Pero si Tu voluntad es diversa, que continúe llevando su cruz. Te rogamos también por nosotros que oramos por el; purifica nuestros corazones para que seamos dignos de donar, a través de nosotros mismos, Tu Santa Misericordia. Protégelo y alivia sus penas, hágase en el Tu Santa Voluntad. Que Tu Santo Nombre sea revelado a través de el, ayúdalo a llevar con amor su cruz. Amén. Gloria al Padre (3 veces)

Jelena y Marijana

Al mismo tiempo que se producían la apariciones a los seis jóvenes, asistimos a una nueva generación de carismas, mas interiores y mas discretos. En la primavera de 1982 se formó un grupo de adoración espontáneo, formado por adolescentes, que se  reunían cada martes, a las nueve de la noche para un tiempo de plegaria. Dicho grupo tomó forma el 24 de junio de 1982, aniversario de la primera aparición. Los sacerdotes, que no descubrieron esta iniciativa hasta al cabo de mucho tiempo, dieron testimonio de la gran calidad espiritual de este nuevo grupo de oración. Dentro de ese grupo, dos niñas de apenas 10 años, Jelena (Helena) Vasilj, la segunda de seis hijos de Grgo, viticultor y Stefa nacida el 14 de mayo de 1972 y Marijana, Vasilj, nacida el 5 de octubre de 1972, serán agraciadas con un carisma similar al de los videntes, pero más interior; no ven a La Virgen, pero la perciben en el corazón. Es una fuente de luz y comunicación para ellas y para los demás. A pesar de tener el mismo apellido, Jelena y Marijana, no son hermanas, como muchos podríamos pensar. Jelena sabía de la existencia de los 10 secretos y deseaba conocer su contenido, pero La Gospa (La Virgen) le dijo: “No me apareceré a ti como a los otros seis, porque mi plan es diferente. A ellos les he confiado los mensajes secretos. Discúlpame si no puedo decirte los secretos que les he confiado; se trata de una gracia reservada para ellos, y no para ti. Lo que han dicho los videntes llegará; tu solo tienes que creer como los demás.Me apareceré a ti para ayudarte a mejorar en tu vida espiritual y, a través de ti, quiero llevar a otras personas a la santidad”. Fray Tomislav interrogó a Jelena para comprender el fenómeno de la voz interior y como se siente cuando se le manifiesta en su corazón: “No es fácil describirlo. Cuando estoy en contacto con La Gospa, me encuentro en una situación similar a quien habla por teléfono: oye a los otros presentes hablar en la habitación, pero no les presta atención, no escucha lo que dicen, porque su atención está centrada a la voz que viene del teléfono” La noche del 1 de Enero de 1983, en el Podbrdo, la Virgen recomendó que nos consagráramos a su Corazón Inmaculado así como al Corazón de su Hijo. Hagamos  esta doble consagración de todo corazón, la cual nos protegerá del mal y del Maligno, y nos conducirá a la santidad.

He aquí dos oraciones dictadas en croata por Nuestra Señora a Jelena Vasilj (quien tenía en esa época 13 años):

Oración al Sagrado Corazón de Jesús: Oh Jesús, sabemos que Tú eres manso y humilde de corazón y que has ofrecido Tu Corazón por nosotros. Está coronado de espinas por nuestros pecados. Sabemos que incluso hoy Tú pides por nosotros, a fin de que no nos perdamos. Jesús, acuérdate de nosotros cuando estemos en pecado. Por medio de Tu Corazón Sacratísimo, haz que nos amemos unos a otros. Haz que el odio desaparezca entre los hombres. Muéstranos Tu amor, todos nosotros Te amamos y queremos que nos protejas con Tu Corazón de Buen Pastor. ¡Entra a cada corazón, oh Jesús! ¡Llama a la puerta de nuestros corazones! Sé paciente y perseverante. Nosotros seguimos cerrados porque aún no hemos entendido Tu voluntad. Llama continuamente, oh Jesús, y haz que Te abramos nuestros corazones, al menos en el momento en que recordemos Tu Pasión sufrida por nosotros. Amén.

Oración al Corazón Inmaculado de María: Oh Corazón Inmaculado de María, lleno de bondad, muéstranos tu amor por nosotros. Haz que la llama de tu Corazón, oh María, descienda sobre todos los hombres. Nosotros te amamos inmensamente. Imprime el amor verdadero en nuestros corazones. Haz que nuestros corazones tengan un deseo continuo de Ti. Oh María, dulce y humilde de corazón. Acuérdate de nosotros cuando estemos en pecado. Tú sabes que todos los hombres pecan. Por medio de tu Corazón Inmaculado y materno, haz que seamos sanados de toda enfermedad espiritual. Haznos capaces de contemplar la bondad de tu Corazón maternal, a fin de que podamos convertirnos por la llama de tu Corazón. Amén.

Testimonio de Jelena Vasilj 22 de diciembre de 1984

La virgen me prometio, que el 25 me iba a mostrar cómo vivió la Navidad; y tuve la siguiente visión: -Al inicio vi un ángel que luego desapareció. De inmediato todo se volvió oscuridad y de la oscuridad, poco a poco, apareció un cielo estrellado.  En el horizonte vi a alguien que se acercaba.  Era san José con un bastón en la mano. Caminaba sobre una calle empedrada y en el fondo, hacia donde se dirigía, vi varias casitas iluminadas.  Al lado suyo vi un mulo, y sobre él, vi a la Virgen muy triste,mientras le decía José:”Estoy muy cansada.  Mucho desearía que alguien nos hospedara esta noche”.  Y José contesto:”Allí hay casas. Pediremos allí”.  Al acercarse a la primera casa, José llamó a la puerta. Alguien le abrió, pero a penas vio a José y María, cerró inmediatamente la puerta. Esta escena se repitió varias veces. Y en algún caso, para incitarle a María y a José que no llamaran a las puertas mientras se dirigían hacia sus casas, llegaron hasta a apagar las luces interiores.  Ambos estaban muy tristes, y José particularmente estaba muy adolorido, confundido y turbado por todos estos rechazos. María en medio de su tristeza lo animó diciéndole: “¡José: conserva la paz!, ¡el día de la alegría ha llegado! Sin embargo, ahora deseo orar contigo porque hay mucha gente que no le permite a Jesús nacer!”

“Después de haber orado, María dijo: “¡José, mira: allá abajo hay un establo!  En verdad allí no duerme ninguno.  Seguramente está abandonado”. Y de esta manera se dirigieron hacia allá.  Adentro hay un mulo y llevan también el suyo delante del pesebre.  Entonces, José recoge un poco de leña para encender el fuego.  Luego coloca un poco de paja; pero el fuego inmediatamente se apaga, porque tanto la leña como la paja estaban sumamente húmedas.  Mientras tanto, María, busca como calentarse cerca de los mulos.

Sucesivamente, se me presentó una segunda escena.  El establo, que hasta ahora estaba poco iluminado, de pronto se iluminó como si fuera de día.  Y de momento, cerca de María, vi al Niño Jesús recién nacido mover las manitas y los piececitos.  Tiene un rostro sumamente dulce; parece que ya sonríe.  El cielo, por otra parte, se llena de muchas estrellas luminosas.  Arriba del establo vi dos ángeles que llevaban en la mano algo parecido a una bandera grande sobre la cual estaba escrito: “¡Te glorificamos, oh Señor!”Sobre estos dos ángeles, había un enorme ejército celestial que cantaba y glorificaba a Dios.  Luego, algo distante del establo, vi un grupo de pastores que cuidaba su rebaño. Están cansados y algunos ya dormían.  Y he aquí que un ángel se les acerca y les dice: “Pastores escuchen la buena nueva: ¡Hoy Dios ha nacido en medio de ustedes! Lo encontrarán recostado en el pesebre de aquel establo.  Sepan que lo que les digo es cierto”.  De inmediato los pastores se dirigieron hacia el establo y, luego de haber encontrado a Jesús, se arrodillaron y le ofrecieron sencillos dones.  María les agradece con dulzura y agrega: “Les agradezco por todo, sin embargo, quisiera ahora orar con ustedes, porque muchos no quisieron acoger a Jesús que estaba por nacer”.

Después de esto, instantáneamente desapareció esta segunda escena y apareció la tercera. Vi en Jerusalén los Magos que preguntaban por Jesús, pero nadie sabía darles información al respecto; hasta que vieron levantarse de nuevo la estrella cometa que los guiaba hasta el establo de Belén.  Extasiados y conmovidos, observan al Niño Jesús, se inclinan rostro en tierra para adorarlo profundamente y luego le ofrecen dones preciosos.  María les agradece y les dijo luego:”Ahora deseo orar con ustedes porque muchos hombres no quisieron adorar a Jesús”.

Hasta aquí la narración de la Navidad según Jelena.

El 15 de diciembre de 1984, la Virgen sugirió a los videntes unos temas de preparación a la Navidad.

  1. “Habrán sus corazones, porque Jesús quiere habitar en ellos después de la Navidad.”
  2. “Acojan la Navidad con alegría.”
  3. “Purifíquense para la Navidad.”
  4. “De ahora en adelante, permitan que Jesús ocupe el primer lugar en sus corazones.”
  5. “Permitan que sólo Jesús los colme de alegría.”
  6. “Permitan que el amor esté presente en cada una de sus palabras.”
  7. “Nace el Hombre-Dios que desea el mundo unido.”
  8. “Vivan en Jesús.”
  9. “No se aparten de la Navidad.”

A continuación, algunos mensajes del año 1984 aquel sobre la Navidad

16 de diciembre: “¡Queridos hijos: procuren que de la iglesia difunda la fragancia de Navidad! ¡Y que la Navidad esté ya en los peldaños de su casa! Purifiquen sus corazones, de manera que estén listos para recibir a Jesús en Navidad.  ¡No permitan que las cosas materiales tomen la delantera sobre la Navidad de Jesús! Queridos hijos, Jesús nace: ¡recíbanlo con un corazón alegre!”.

18 de diciembre: “Queridos hijos: deseo que cada uno de ustedes prepare en su corazón el pesebre para Jesús”.

21 de diciembre: “Queridos hijos: deseo que ustedes sean para Jesús como una flor que florece en Navidad; una flor que no se marchitará, y que nunca cesará de florecer aún cuando la Navidad haya pasado.  Deseo que sus corazones sean como los pastores de Belén delante del pesebre de Jesús”.

25 de diciembre:“¡Deseo que esta Navidad sea para ustedes una Navidad luminosa!”.

La noche del 1 de Enero de 1983, en el Podbrdo, la Virgen recomendó que nos consagráramos a su Corazón Inmaculado. Oración de consagración

Oh Corazón Inmaculado de María, lleno de bondad, muéstranos tu amor por nosotros. Haz que la llama de tu Corazón, oh María, descienda sobre todos los hombres. Nosotros te amamos inmensamente. Imprime el amor verdadero en nuestros corazones. Haz que nuestros corazones tengan un deseo continuo de Ti. Oh María, dulce y humilde de corazón. Acuérdate de nosotros cuando estemos en pecado. Tú sabes que todos los hombres pecan. Por medio de tu Corazón Inmaculado y materno, haz que seamos sanados de toda enfermedad espiritual. Haznos capaces de contemplar la bondad de tu Corazón maternal, a fin de que podamos convertirnos por la llama de tu Corazón. Amén.

Open chat
Escribinos ante cualquier duda