MODALIDAD DE LA PEREGRINACIÓN

¿POR QUÉ VAMOS EN PEREGRINACIÓN?

El peregrinar forma parte de la vida espiritual del hombre, el cual implica ponernos en camino hacia una meta: ir a un encuentro profundo y personal con Dios. Este viaje no solo es interior, sino que implica también el trasladarnos físicamente. Venimos como peregrinos y no como turistas, porque no pasamos por Medjugorje sino que VIVIMOS Medjugorje. Las lluvias de bendiciones que se reciben en los Santuarios son innumerables y son por designio de Dios. El mismo Espíritu es el que reúne a los peregrinos que quieren vivir este camino espiritual en fraternidad donde conjugan la libertad y la solidaridad. Es una semana donde poco a poco vamos tomando contacto con nuestro corazón, heridas, alegrías para poder luego entregarselas a Dios y volver renovados para ser instrumento en nuestras familias y comunidades. Por ello, le regalamos una semana a Dios para que trabaje en lo profundo de cada uno.
 
¿POR QUÉ VAMOS CON UN SACERDOTE?

Una peregrinación cuya meta es ir al encuentro de Dios vivo, necesita de la guía de un pastor, quien nos ira acompañando en nuestro caminar hacia Dios.  En nuestra humilde experiencia, somos testigos de como la presencia del sacerdote acerca a los peregrinos de nuevo a los sacramentos, los orienta, los asesora y los cuida como un verdadero pastor. Los testimonios son innumerables y hermosos. La aprobación reciente del Papa a realizar peregrinaciones a Medjugorje, insiste en que deben ser guiadas por un sacerdote. 

¿POR QUE VAMOS CON UN GUIA OFICIAL LOCAL?

Durante la peregrinación contamos además con un guía local autorizado por la Parroquia, conocedor de las costumbres y de la vida de Fe de su pueblo.  Ha nacido y vivido con las apariciones y es quién podrá iniciarnos en esta escuela de María compartiéndonos los mensajes. También es quien con los coordinadores organizara las actividades propuestas respetando los espacios de oración personal de acuerdo a las necesidades de cada grupo.

¿DONDE NOS ALOJAMOS EN MEDJUGORJE?                 Ver imágenes de la pensión

A pocos metros de la Cruz Azul, se encuentra la pensión de Marko y Mirjana Soldo (vidente), donde nos alojaremos durante nuestra peregrinación. Por estar alojados en la pensión de Mirjana pedimos mucho respeto hacia ella durante los días que dure la peregrinación. 
Los cuartos son para dos o tres personas con baño individual y pensión completa. Hay teléfono, wifi y ascensor.  Para ir a la Iglesia se puede ir caminando por los viñedos lo cual se hace en pocos minutos o tomar un taxi que cuesta cinco euros y se comparte entre cuatro personas.