SOBRE LA REINA DE LA PAZ

HISTORIA

Primeras apariciones

Enclave geográfico, histórico, religioso y político

Medjugorje es una pequeña aldea situada en lo que antes era Yugoslavia, hoy Bosnia-Herzegovina. Es un pueblo hermoso, entre dos montes, donde es imposible no ver la mano de Dios en sus viñedos, en las colinas entre las que se encuentra, en sus atardeceres.

Es el centro de tres mundos, católico, musulmán y ortodoxo.

Los croatas comienzan a emigrar a estas regiones en el siglo VI aproximadamente. Poco tiempo después, se convierten al cristianismo y la Fe arraiga profundamente en todos ellos. Conservaron su fe, a pesar de la dominación turca en los siglos XVI y XVII. Finalizada la invasión, esta nación, amalgama de culturas y credos, enfrentó con mucha valentía el régimen comunista y ateo de Tito.

Los franciscanos tuvieron un papel fundamental en el acompañamiento de cada uno de los aldeanos, ya que, por ser católicos, se los consideraba enemigos. Muchos sacerdotes fueron martirizados, los monasterios, junto con las Iglesias, destruidos. Es por ello que las Iglesias que se ven son modernas y de pocos años.

Cuando comenzaron las apariciones, en el año 1981, los aldeanos se dedicaban al ganado y a cultivar la tierra. Muchos peregrinos hemos sido testigos de esto. Hoy Medjugorje es un lugar a donde se dirigen miles de peregrinos.

Primeras apariciones

¿Cómo comenzaron las apariciones?

El día 24 de junio de 1981, dedicado al Apóstol Santiago, la Virgen se aparece a seis jóvenes, en esta aldea situada en Bosnia Herzegovina, provincia de la antigua Yugoslavia, llamada Medjugorje, que significa “entre montañas”. Al día siguiente, 25 de Junio, Mirjana, Ivanka, Vicka, Ivan y Marija (con edades entre 16 y 17 años) y Jakov (de 10 años), van nuevamente a la montaña, donde ven a la Virgen que les hacía señas con su mano, invitándolos a subir hacia donde ella estaba. Después de hablar y orar con ellos se despidió diciéndoles “Dios esté con mis Ángeles”.

Los primeros tiempos de las apariciones fueron muy difíciles tanto para los videntes como para sus amigos y familiares, ya que la policía los interrogaba y detenía continuamente.

Cuando prohibieron el paso a la colina donde se congregaban miles de aldeanos de todas las localidades vecinas, las apariciones continuaron en sitios diversos y meses después en la Iglesia Santiago

Apóstol, único lugar de culto autorizado por el régimen comunista.

Muchos se preguntaban por qué María escogió a este pueblo que no figura en los mapas, y cuando los niños le preguntaron “¿por qué has venido?”, Ella les contesto diciendo: “Porque aquí he encontrado mucha fe”.

Hasta el mes de febrero de 1984, los mensajes eran solo para los videntes: Vicka, Jakov, Iván, Ivanka, Marija y Mirjana, a quienes la Virgen fue formando y educando en el Amor a Dios. Y desde el primero de marzo de 1984 hasta el 8 de enero de 1987 los mensajes fueron dirigidos a la Parroquia de Medjugorje. A partir del 25 de enero de 1987 los mensajes adquieren carácter de universalidad, al regalarnos la Virgen un nuevo mensaje los días 25 de cada mes.